Asurbanipal, la primer biblioteca del mundo

Asurbanipal, la primer biblioteca del mundo

El Instituto Estatal de la Cultura trae “Escrituras desde Guanajuato”, con 50 autores del Fondo para las Letras Guanajuatenses
Un día como hoy en 1792 nació José Joaquín de Herrera
Científicos del IPN encuentran probióticos anticancerígenos en el pulque

A diferencia de lo que se cree, no fue la Biblioteca de Alejandría la primera biblioteca, aunque si fue la más grande de la antigüedad.

Se tiene registro que el primer edificio dedicado a almacenar papiros y tabletas de piedra que fungían como archivos de lectura, fue mandado a construir por el rey asirio Asurbanipal, en el siglo VII A.C, quien ordenó edificarla en la ciudad de Nínive, cerca del río Tigris.

Fue un espacio en el que ordenó encontrar tabletas de arcilla con registros de todos los campos de conocimiento de la época. Estas tablillas eran rescatadas y restauradas por escribas especializados, en caso de que las tablillas fueran ilegibles, tenían la obligación de investigar y hacer la aclaración pertinente.

Se calcula (no hay registro fiable de ello) que esta biblioteca de Asurbanipal contó hasta con mil 500 tabletas de arcilla, cada una con ochenta y hasta 200 líneas de texto.

Sin embargo, como ocurre cuando hay una conquista, lo primero que se destruye es el conocimiento y la historia del pueblo conquistado, con el afán también de destruir su identidad y en el año 612 A.C, la ciudad de Nínive y la biblioteca fueron destruidas.