Los músicos que tocaron en el infierno

Los músicos que tocaron en el infierno

La historia detrás de “Caminos de Guanajuato”
Abre centro comercial en medio de la contingencia
Tu hijo puede ser el futuro Salvador Almaraz

En todos los pueblos y ciudades hay músicos populares, Guanajuato nos es la excepción; tal es el caso del grupo de músicos encabezado por el maestro Miguel Ruíz, quienes en cierta ocasión fueron invitados por un hombre, que al escucharlos les pidió sus servicios para que esa noche fueran a tocar a su casa, diciéndoles: “Yo pago muy bien, pero tienen que ir bien vestidos y de color negro”.

Los músicos llegaron puntuales a la cita, y ya reunidos todos en el sitio acordado esperaron… al oír las campanadas de la hora pactada vieron como ese hombre que los había contratado apareció de improvisto entre la penumbra de la noche.

Los músicos lo siguieron, después de una larga caminata llegaron a la calle de las Ánimas, donde había una elegante mansión; los músicos estaban extrañados, ya que nunca habían visto esa casa, que de hecho no existía.

Fuente: Google

En la casa empezaron a aparecer varias parejas de una puerta que estaba al fondo, salían bailando al son de la música de vals. Las parejas de bailarines no tocaban el piso, tenían patas de cabra con pezuñas y sus ojos eran aterradores, rojos como si echaran lumbre por ellos. Nuestros músicos sintieron desfallecer de miedo, experimentaban un escalofrío que los paralizó y ya solo querían huir.

De pronto una mujer se acercó a los músicos, y uno de ellos la reconoció:

–Cómo es posible, si es Juanita, hermana de uno de los músicos. ¡Ella murió hace dos años!

La mujer les habló en voz baja:

–Pero ¿no se han dado cuenta? Salgan de aquí inmediatamente, este es el infierno.

Los músicos en ese instante salieron precipitadamente, y aunque pudieron volver a sus casas, se dice que días después algunos integrantes del grupo musical se enfermaron como consecuencia de tan terrible experiencia.