Las históricas inundaciones que azotaron a Irapuato en los 70´s

Las históricas inundaciones que azotaron a Irapuato en los 70´s

El histórico Puente de Guadalupe
Cultura Irapuato te recomienda “Midsommar”
Diego Rivera, de Guanajuato para el mundo

En la década de los setentas, la ciudad de Irapuato pasó por dos terribles acontecimientos que marcarían para siempre a las personas que lo vivieron, en 1973 y 1976 fueron los años en los que ocurrieron los hechos.

La posibilidad de una inundación catastrófica se vendría fraguando a lo largo de los siglos anteriores cuando estas tierras eran continuadamente inundadas debido a su situación geográfica, esto fue preparando el terreno para lo que pasaría después.

El 18 de agosto de 1973, se vivieron, seguramente, los más negros y desastrosos momentos en la historia de esta población que en el agua ha visto su bendición…pero también su maldición.

La inundación derivó de la abundante lluvia que a lo largo de dos meses estuvo cayendo sobre toda la región, provocando que numerosas pequeñas presas fueran reventando yendo a parar sus aguas a la cercana presa de El Conejo, la cual, la madrugada de ese día volcó sus aguas sobre toda la ciudad y rancherías cercanas, creando un caos de tal magnitud que, en algunos casos alcanzó los 3.15 metros en algunas zonas citadinas.

Fuente: Google

Aún no se reponía la ciudad de ese drama y sus consecuencias en las economía local y, sin habernos restablecido del trauma psicológico que supuso el ver elevarse el agua por las calles que invadieron todo, la noche del 14 de julio de 1976 volvió la ciudad a ser protagonista de otra tragedia similar al desbordarse el agua de la corriente embravecida del río Silao que, a la altura del fraccionamiento Españita, volcó sus aguas sobre esta población. Si los destrozos físicos fueron menores a la inundación de 1973, la de ese año de 1976 fue mucho más destructiva en lo moral.