La historia detrás de “Caminos de Guanajuato”

La historia detrás de “Caminos de Guanajuato”

El viejo Estadio Revolución
Día de las madres en medio de la contingencia
5 Museos que debes visitar en Guanajuato

Todo buen Guanajuatense que se precie de serlo se sabe de memoria la icónica canción de “Caminos de Guanajuato”, esta obra maestra se la debemos a uno de los más grandes cantautores de la historia de nuestro país, el maestro José Alfredo Jiménez.

Esta pieza musical está inspirada  en un recorrido por los pueblos del estado hasta llegar a su natal Dolores Hidalgo; una combinación de lo “típico” y el “sentimiento” que evoca cada lugar en él. Desde el inicio de la canción, José Alfredo hace alusión al significado de la vida y al sufrimiento que representa para él.

“La vida no vale nada
Comienza siempre llorando
Y así llorando se acaba
Por eso es que en este mundo
La vida no vale nada”

En la letra de este himno guanajuatense se menciona con gran cariño el pueblo natal del compositor,  lugar a donde espera llegar para quedarse y donde finalmente terminaron descansando sus restos,  Jiménez murió en la Ciudad de México, el 23 de noviembre de 1973, a la edad de 47 años, a consecuencia de la cirrosis hepática, pero fue sepultado en el cementerio de su pueblo natal, tal y como anticipó en su canción.

Fuente: Google

En 1955 se filmó la película que lleva el mismo nombre de Caminos de Guanajuato junto a Lola Beltrán y Demetrio González, bajo la dirección de Rafael Baledón. En la cinta se presenta a “El Rey”, como también es conocido, como un concursante de aficionados más en los programas de radio donde descalificaban con el tocar de una campana, acompañado de su guitarra, interpreta canciones de su inspiración en busca de la fama.