¿De dónde viene la palabra “Irapuato”?

¿De dónde viene la palabra “Irapuato”?

El reto del panteón
LA CASA SANDOVAL AHORA SEARS
EL MERCADO HIDALGO DE IRAPUATO

La palabra Irapuato es parte de nuestra vida, la escuchamos a diario y la leemos en todas partes. Es el nombre del lugar en que en algún momento, quien está leyendo esto, ha pasado algún tiempo de su vida.

Como irapuatenses, por nacimiento o por adopción, es importante saber cuál es la historia de nuestra ciudad, de sus tradiciones, de sus palabras y de su gente.

El vocablo Irapuato, según los dedicados al estudio de los nombres y lugares (la toponimia), aceptan que tiene su origen en la lengua tarasca, pues como se sabe, es muy probable  que esta zona se haya desarrollado bajo el influjo cultural de este señorío vecino a nuestra región.

Para el Profesor José Corona Núñez, historiador, y especializado en toponimia tarasca, así como para el Diccionario de Otero de Lengua Tarasca, el vocablo “Irapuato” se compone de los siguientes elementos gramaticales:

“IRAPE” que significa CERRO QUE EMERGE

“HUATA” que significa GRANDE LLANURA

“TO” como locativo de LUGAR Así.

Irapuato, significaría “CERRO QUE EMERGE EN LA LLANAURA GRANDE” y puede interpretarse en referencia al cerro de Bernalejo, en su casi colindancia con el cerro de Arandas, el cual, siendo el más notable accidente geográfico local, está relacionado con los primeros moradores del lugar quienes lo podrían haber usado como centro ceremonial.

Existen otras interpretaciones del mismo vocablo, pero esta ha sido la más aceptada. Irapuato, como asiento humano de, primero decenas, luego cientos, y, finalmente, miles de personas formando un gran desarrollo urbano, es fruto un proceso de cientos de años de lucha por el territorio y sincretismo cultural.

Fuente: Google

Fuente: Javier Martín Ruíz