Conoce a Samantha Reed Smith, hoy en su aniversario luctuoso.

Conoce a Samantha Reed Smith, hoy en su aniversario luctuoso.

Estados Unidos llevó a cabo este domingo bombardeos contra milicias de Irak y Siria
Florida tiene un aumento récord de más de 15,000 nuevos casos de covid-19 en 24 horas.
Aterrizan en EEUU los primeros afganos que colaboraron con las tropas estadounidenses

El 25 de agosto de 1985, en un accidente aéreo moría Samantha Reed Smith, una niña de solo 13 años que puso en jaque la fría relación entre EEUU y la URSS, y la gran diferencia de como se reacciono a su muerte en ambos países.

Cuando Ronald Reagan asumió la presidencia de los EEUU, instaló bases de lanzamiento de misiles crucero en varios países de Europa elevando la tensión con la URSS.

En Noviembre de 1982, asume el poder de la URSS Yuri Andrópov quien traía mas dudas que esperanzas en la sociedad estadounidense, este hecho era reflejado de manera apocalíptica en los medios.

Samantha de solo 10 años, asustada por una nota que leyó le preguntó a su madre, porque nadie le mandaba una carta a Andrópov preguntándole si realmente quería tener una guerra con los EEUU, a lo que su madre le dijo ¿y porque no se lo preguntas tu misma?. La carta breve y concisa fue remitida a la embajada soviética sin muchas expectativas.

5 meses después, la carta llegó a manos del propio Yuri Andrópov quién contra la opinión de sus asesores no solo respondió personalmente la carta, sino que hizo que ambas fueran publicadas en el diario “Pravda”. En la respuesta Yuri destacaba la valentía de Samantha donde le aseguraba la voluntad pacífica de su gobierno y de todo el pueblo de la URSS. Sin embargo el aspecto mas importante de la carta era que la invitaba personalmente a visitar la URSS con su familia y pasar unos días en una residencia para estudiantes de su edad y convivir con ellos.

La familia aceptó la invitación generando la ira del departamento de estado de los EEUU que hizo todo lo posible por impedir el viaje. Samantha era una celebridad en la URSS incluso antes de llegar, el 2 de Julio de 1983 arribó a la capital soviética, si bien fue tratada como una visita de estado, se priorizó que tuviera contacto con niños.

La mayor parte del viaje se alojó en el Campo Antek, el campamento para estudiantes mas grande del bloque socialista. A su regreso se transformó en la niña sensación de los EEUU, pese a las presiones de las administración Reagan, era invitada a noticieros y reportajes donde se mostraba encantada por su experiencia, hasta fue contactada por Disney para ser su embajadora, esto hizo que viajara regularmente por todo el país.

En 1985 la cadena ABC le ofrece aparecer en la serie “Lime Street”, el 25 de agosto de 1985, volviendo de una grabación, el avión en el que viajaba junto a su padre se estrelló poco antes de aterrizar en el aeropuerto de Lewinston, todos sus ocupantes murieron.

A su funeral acudió el embajador Vladimir Kulagin quién le hizo llegar a su madre las condolencias enviadas por Andrópov,  el gobierno de los EEUU decidió no enviar a ningún representante y utilizó todos los medios para que Samantha fuera olvidada rápidamente.

En la URSS no ocurrió lo mismo, ya que se emitió un sello postal conmemorativo, su nombre le fue puesto al diamante mas grande encontrado en suelo ruso, a una variante de tulipanes y a una compañía de teatro infantil estatal que aún existe, también se erigieron 2 imponentes monumentos en Moscú y Leningrado.